Los ministros de la UE apoyan la propuesta española para restringir el turismo sanitario

elpais.es

Los responsables de Sanidad de la Unión Europea han respaldado hoy en Luxemburgo la propuesta española para la prestación sanitaria transfronteriza. El texto establece como regla general que el país de residencia del paciente será el que costee su tratamiento. No obstante, si decide volver a su país natal -o a aquel en el que está afiliado a la Seguridad Social- para tratarse, será este último el que se hará cargo del coste de la prestación, aunque el paciente tenga su domicilio en otro.

España lideró a finales del año pasado el bloqueo de la propuesta de Suecia, anterior presidenta de turno de la Unión, que señalaba que, en los casos en que un residente en el extranjero vuelve a su país (por ejemplo, un inglés afincado en España que cuando enferma decide regresar a Reino Unido), debía pagar la factura el país de residencia (España, en este caso). (Leer más)