Los expertos afirman que la extracción de crudo es inocua, pero el peligro “es real y existe”

petroleolaprovincia.es

J.G.H.
LAS PALMAS DE GRAN CANARIA
“Si van a hacer unas prospecciones, el peligro es real y existe, otra cosa es la postura política”, afirma el catedrático de Zoología Marina de la ULPGC Santiago Hernández. La cuestión no admite dudas “desde el punto de vista científico”, continúa. Fuera de eso, la pura actividad extractiva sin fallos ni errores no supone un problema, a juicio del catedrático. Hernández señala que “en otras zonas del mundo”, entre las que enumera “Brasil o Noruega” la producción de petróleo está a pleno rendimiento “y no está pasando nada”. Del mismo modo que hay “muchos petroleros navegando por el mundo y no pasa nada”. El problema se ciñe, según él, al momento en que “pasa”. Es decir, cuando en el proceso de extracción algo falla y se produce la tragedia ecológica y ambiental.

Ecologistas en Acción, en cambio, sitúa los problemas en el mismo momento de las prospecciones. Según un informe de esta organización, elaborado cuando Repsol iniciaba su actividad en las nueve cuadrículas del área de influencia de Canarias, en la perforación de los pozos para verificar la existencia de crudo se emplea “una mezcla de minerales y productos químicos”. Los desechos de esos trabajos para horadar el fondo marino, siempre según los ecologistas, se arrojan “directamente al mar”.

El efecto sería “devastador” para la vida marina “en un radio de 500 metros” al lugar de la perforación y afectaría en “20 kilómetros cuadrados”, según Ecologistas en Acción.

Entre los hábitats que se verían dañados se citan las fanerógamas marinas, plantas que presentan grandes similitudes con las terrestres. Tienen tallo, hojas y frutos y entre sus valores ecológicos se encuentra la función que cumplen para estructurar el fondo marino, al servir de alimento y cobijo a “400 especies de plantas y 1.000 de animales”, según datos recogidos en el informe de los ecologistas.

En 1988, el 76% de la contaminación del mar del Norte procedía de los barros oleosos ocasionados por las sustancias utilizadas en las prospecciones. Desde Repsol aseguran que en los últimos decenios las mejoras para evitar la contaminación son muchas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s