La fresa: de las polacas al español en paro

elmundo.es

Hubo un tiempo, no muy lejano, que la fresa de Huelva tenía melena rubia y ojos claros. A finales de los 90, los campos empezaron a llenarse de temporeras polacas contratadas a miles por los empresarios agrícolas, ante la imposibilidad de completar sus plantillas de jornaleros por el auge de la construcción.

La fresa era un trabajo “muy duro” y el ladrillo engordaba las carteras de los trabajadores españoles, que durante años han despreciado el tajo en el campo. Hoy el escenario es bien distinto. La crisis y el desempleo galopante están empujando a los nacionales a ‘nadar’ en un océano de plásticos, a doblar el lomo noventa grados para arrancar el fruto de su mata. (Leer más)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s